Follow by Email

lunes, 8 de agosto de 2011

La tristeza
se mecía
como llama
al viento
en total
obscuridad
danzando
creando
sus sombras
en charcos
para depositar
lagrimas
que al pisotearlas
salpicaban
con eco
nuestros
lamentos


No hay comentarios:

Publicar un comentario