Follow by Email

jueves, 25 de agosto de 2011

Vete solo hasta
que topes
en donde recojas
con tus manos
entintadas
de libertad
la penumbra
de un soneto
misterioso
junto a la niebla
que conecta
la fuerza
de tu espíritu
con las alturas
para que vueles
como águila
y cambies
como niño
permanentemente
de formato


No hay comentarios:

Publicar un comentario