Follow by Email

viernes, 17 de junio de 2011

Podemos alegar demencia
y que lo sagrado continue
brindando con nosotros
aún  que otros niños
nos llamen locos

No hay comentarios:

Publicar un comentario