Follow by Email

martes, 12 de julio de 2011

Derramaron sangre amigos
de la edad de piedra
plateada como su doble moral
persignada en ese rito doloroso
que alarga sus caras cóncavas
vistas en espejo de lamentos
sobre las piedras de lo indeleble
pero ellas ahora construyen
la fortaleza Infranqueable del perdón



No hay comentarios:

Publicar un comentario